¡Happy Birthday my dear George Harrison!

Hoy, hace 67 años nació el hombre que más admiro en la vida: George Harrison. Nacido un frio febrero en Liverpool, en medio de una familia católica, George fue uno de  los músicos más importantes de la historia de la música, sin embargo, nació como otro chico humilde de Liverpool. Quien lo diría…

Mientras se encontraba convaleciente de una nefriris, consiguió su primera guitarra, usada, comprada por 3 libras, en un principio, la guitarra no fue la mejor compañía de George, ya que le constó aprendender. Estoy segura que nunca se imaginó que iba a ser uno de los guitarristas más destacados que existen, dandole con la guitarra un toque único a sus canciones, sobre todo a las que compuso de solista.

A los 14 años, conocío en un paradero de bus a Paul McCartney, en los que en sus conversaciones sobre música, indujo a John Lennon a que aceptara a George en la banda que ambos tenían, The Quarrymen. Luego, esta banda pasó a llamarse The Beatles.  George vivó su adolescencia en medio de ensayos, guitarras y busqueda de la fama. Incluyendo un viaje por Hamburgo, la fama llegó a principio de los 60’s, cuando George era solo un veinteañero.

La fama llegó a la vida de los fab four, cambiando la vida de cada uno de ellos. Exito, dinero, mujeres, wow. En el primer long play de los Beatles, Please please me, George no compone ninguna cancíón, pero interpreta canciones de otros autores. Su primera incursión con la composición la compuso para el siguiente long play, Whith the Beatles, hablo de “Don’t bother me”.

La evolución de George es notable, tanto en el ambito de la composición, la cual aumenta en cada disco de The Beatles, como tambien en la introducción de nuevos ritmos a la musica de la banda, partiendo por la preciosa “Norwegian wood” compuesta por John Lennon, en la que George le da el toque preciso que la canción necesitaba, con sus toques de sitar, más las dos hermosas composiciones “Love you to” del Revolver y “Within you without you” del Sgt Peppers.

Obiamente, George no se quedo pegado en los ritmos indues, y sus entre sus contribuciones más destacadas, se cuenta con “While my guitar gently weeps”, “Here comes the sun” y mi amadisima “Something” entre otras.

Una vez que los Beatles se separan para siempre, George lanza el primer disco de un Beatle en solitario, All things must pass, siendo uno de los discos más exitosos de un Beatle, contando con canciones hermosas, desde “My sweet lord”, “All things must pass”, “What is life”, “I’d have you anytime”, “Awaiting on you all”, “Wah-Wha”, “Beware of darkness” y “Isn’t it a pity” entre otras.

No sigo extendiendome en su carrera profecional, ya que estaria horas escibiendo, pero sin duda vale la pena nombrar que George no fue solo un Beatle, aparte de su carrera en solitario, George formo parte del super grupo The traveling wilburys, junto al gran Bob Dylan, Jeff Lyne, Tom Petty y Roy orbison. Su gran hit: “Handle with care”.

Creo que en este blog me he referido mucho (muchisimo) sobre su vida personal, ya que su primera esposa, Pattie Boyd, es una de mis idolas, pero que mas da, la vida de George es irresistible.

Hoy, rememorando su vida, trato de imaginarlo si ahora estubiera vivo, con 67 años, pero luego llega a mi mente las ultimas imagenes de él, y pienso que por fin esta descanzando de su enfermedad. Estoy segura que nunca tubo miedo de morir, no, no de morir, porque George no esta muerto, vive en cada uno de nuestros corazones, de nosotros, que cada vez que escuchamos alguna de sus hermosas canciones se nos forma un nudo en la garganta al recordarlo, que vibramos de felicidad cuando escuchamos “My sweet lord”, o cuando se nos sube el animo ante cualquier calamidad al escuchar “Here comes the sun”, o cuando nos volvemos irresistiblemente romanticos cuando oimos “Something”, o cuando se nos forma una sonrisa en el rostro al verlo sonrir a él.

George Harrison, vivirás por siempre en mi corazon.

Hare Krishna.

Se viene Simply Red!

Una linda mañana estaba yo flojeando después de haber desayunado en la cabaña en la que pasé mi semanita en la playa, cuando, escuchando una radio regional, radio contemporanea (que en mi vida habia escuchado) hablaron sobre el gran exito que estaba teniendo la venta de entradas para el concierto de Simply red. ¡¿Concierto de Simply red?! ¡¿En Chilito  lindo?! No tenia idea! Así me enteré de este concierto.

La verdad, después de la visita de la banda británica el año pasado al festival de Viña, y la anunciada separacion de esta, nunca se me imagino que volvían. Apenas llegué a Santiago, una de las primeras cosas que hice fue sacar el ticket. Todas la subicaciones baratas estaban agotadas, asique mi linda madre tuvo que estirar su bondadoso bolsillito, y comprar dos entradas para cancha, pagando más de lo presupuestado, pero que importa, es Simply red.

Todavía no entiendo como se convirtió Simply red en una de mis bandas favoritas, obiamente nunca supérando a The Beatles, pero estan cerca. Recuerdo como si fuera ayer cuando mi mamá llegó feliz con su album doble de lo mejor de Simply red. En ese tiempo Simply red era otro grupo añejo de musica que simplemente no me interesaba. Pasaron los años, y escuchaba inconcientemente ese disco casi todos los dias, a la fuerza obiamente, y de repende me empesé a dar cuenta que tenía memorizada todas y cada una de las canciones. Comenzó a agradarme cuando mi mamá ponía nuevamente el album, y mi agrado por Simply red se convirtió en fanatismo, cuando ví a Mick Hucknall parado sobre el festival de Viña del Mar y cantando con ese vozarrón que tiene, y sin ningún esfuerzo.

Solo espero que llegué pronto el 28 de abril, para cantar con Mick Hucknall hasta quedar sin voz.

Conciertos multitudinarios o cercania con el artista? He ahí el dilema.

Hoy me sorprendí al leer un comentario no muy amable de Chris Martin, vocalista de Coldplay.

“Los lugares chicos siempre huelen mal y los camarines son muy incómodos”.

http://salud.latercera.cl/contenido/661_224890_9.shtml

Mal olor? Incomodidad? Que rayos esta pasando?! Me quedé pasmada al leer esto, ya que son muchas las bandas o cantantes por solitario que han venido a Chile, o Latinoamerica en general, y esta es la primera vez, que por lo menos yo, leo algo sobre incomodidad o algo asi.

A Maroon 5 el 2008 y Oasis el 2009 tuve el placer de verlos en vivo, en un lugar pequeño, el Movistar Arena, que solo llena un quinto de lo que puede llenar el estadio Nacional, pero sin duda alguna, es un gusto saber que en Santiago tenemos un lugar como ese, especializado en eventos, y no que tengamos que ir a un estadio de futbol a ver un concierto.

Pienso todo lo contrario de lo que Coldplay ha querido hacer en su ultima gira, es mucho mejor para el publico un lugar pequeño, ya que el concierto toma un tinte mas intimo, más personalizado entre el artista y la gente. De los conciertos multitudinarios a los que he ido, el que más recuerdo es el de mi querido Robbie Williams, ya que en algunos momentos se me perdia totalmente del escenario, no sabía cual de todas las personitas que estaban en el escenario eran Robbie, hasta que veía una cosita que se movia de un extremo a otro, como un niño pequeño con ritalin, y oh! ese era Robbie.

Y si no lo recuerdo mal, la primera vez que Coldplay vino a Chile, se presentaron en un lugar pequeño, espacio riesco, en el 2007, presentando su album X&Y. No fuí por lo caro que cobraban, carísimo, la entrada más barata costaba más de 40.000. Porque no todas las bandas cobran lo que cobró Oasis!!! Por veinte humildes luquitas los tuve al frente mio!!! Definitivamente, ver a Liam y a Noel tan cerca, no tiene precio (de verdad no lo tiene, no es una metafora mastercard).

El problema que hizo que Chilito lindo saliera borrado de la lista de Coldplay, fué que no tenemos un estadio para su mega recital. El club hipico no es suficiente para Coldplay, a diferencia de Depeche mode y Metallica, y tampoco lo es el estadio de la Florida, en el que se presento Kiss. Teniendo al Estadio Nacional en reconstrucción, nos quedamos sin Coldplay.

En fin, con Coldplay, una de mis bandas favoritas fuera, al instante empiezo a soñar despierta con que bandas me gustaría ver en vivo. Kasabian y MGMT, que nunca han venido, wow, sería espectacular verlos, rogar para que vuelvan bandas como Travis o leyendas como Bob Dylan y Eric Clapton (aunque sé que esta retirado, pero por Dios, hubriera sido un regalo divino verlo cantar Layla, aunque fuera la versión acustica).

A causa de mi fanatismo Beatle, me encantaría ver a los jovencillos de Thenewno2, liderados por Dhani Harrison, sería genial que vinieran, a ver que tan conocidos son por estas latitudes, yo, feliz. Pero eso no es todo. Uno de los sueños más grandes de mi vida sería ver a Paul McCartney en vivo. Oh Dios! La vez que vino a Chile era muy chica, al igual que cuando vino Clapton, pero Paul!!! Sería la persona mas feliz del planeta si lo viera, si estubiera compartiendo tiempo y espacio con él en el momento en que interprete canciones como Back in the USSR, Helter Skelter o la version con ukelele de Something! El año pasado salio en un diario que habian rumores de una posible visita, en marzo, lo cual obiamente no va a ser en ese mes, pero por favor! Jebus, si me escuchas, trae a Paul antes de que se retire, o de que sea muy tarde para ver a un Beatle sobre un escenario!!!

El imaginario mundo del Doctor Parnassus

El miercoles fuí por segunda vez en mi vida sola al cine. Llegue con mucho timepo de anticipación, asique me fue al Starbucks a refrescarme. Sola. En fin, la pelicula elegida fue “El imaginario mundo del Doctor Parnassus”, primero, porque sale Jude Law, segundo, porque sale Johnny Depp, y tercero, la verdad, por el morbo de ver como un director se las arregla para terminar una pelicula cuando su actor principal fallece.

La pelicula empezó, y mi mente estaba puesta solo en ver a Jude Law. Pero pasaban los minutos y el protagonista, Heath Ledger, todavía no aparecía. No enganché, la unica cara conocida era el enano de Piratas del Caribe (y es triste si lo pienso), el motor interno que me motivó a ver la pelicula entera era Heath.

Y apareció… ahorcado, si, ahorcado. Fue fuerte, pero luego de ver la pelicula entera, sirve para entender el climax final, ya que el personaje de Heath estaba ahorcado, pero vivo. La escena tiene un tono gracioso, y la gente reía, y mi cara se deformaba al escucharlos a todos! En fin, era necesaria.

Con una influencia increiblemente Tim Burtoniana, la pelicula se trata del inmortal Docotr Parnassus, su mundo de fantasia detras de su espejo, su hija adolescente (de la cual su cara me desconcentraba increiblemente, ya que es un poquito desproporcionada, linda, pero…), y de qué pasa cuando un mafioso se mete en sus vidas.

El primer cameo de reemplazo a Heath es el de Johnny Depp, y me encantó la naturalidad con lo que se trata, uno como espectador engancha en que no es Heath, es Johnny, pero es el mismo personaje. Notable su cameo, por lejos le mejor de los tres. Luego le tocó el turno a Jude Law, que es realmente opacado por Johnny, lo mismo pasa con el cameo más largo, el de Colin Farrell, que por alguna desconocida razón, no me gustó tanto, no se si es porque le toco justo en el fin de la pelicula, o qué, pero la verdad, de los tres me quedo con Johnny.

En fin, sacié mi curiosidad, y que más decir, no existen palabras suficientes para alabar a un actor como Heath Ledger, yo, como simple espectadora, fuí a ver su última pelicula a la gran pantalla, y quedé feliz con lo que Hollywood puede hacer (a veces), en las que uno más que ir a ver y juzgar una pelicula, va a ver también a un artista, que se fue demasiado pronto.

Something in the way she moves…

Y sigo con mis canciones, Ahora es el turno de mi canción favorita de la vida entera: Something. Escrita por George Harrison, aparecida en el Abbey Road en 1969, Something es mi canción, y mi sueño frustrado es que algún principe azul me la dedique.

George nunca lo dijo, pero sé que su musa inspiradora fue Pattie Boyd, lo leí en su libro:

“Mientras los Beatles grababan White Album, George compuso una canción titulada Something que sacó como su primer single. Me dijo con toda naturalidad que la habia escrito para mi. Me pareció preciosa y resultó ser la canción con más exito de todas las que compuso, con más de ciento cincuenta versiones. Su versión preferida era la de James Brown. Frank Sinatra dijo que le parecía la mejor canción de amor que se había escrito nunca. Mi versión preferida era la que George Harrison me tocó en la cocina de Kinfauns.”

Lo que más me gusta de esta canción romantica, es que en ningun momento dice “Te Amo” ni todas esas curcilerias, es simplemente… algo, algo en la manera en que una mujer se mueve, algo en su manera de coquetear, algo en su estilo, etc. Es tan simple, pero a la vez tan especial. Me encanta.

De las versiones que he visto de Something, me quedo lejos con la de Frank Sinatra, luego con mi adorado Jim Sturgess en Across The Universe, y por ultimo, con Elvis, en su concierto de Hawai.

Something in the way she moves
Attracts me like no other lover
Something in the way she woos me

I don’t want to leave her now
You know I believe her now

Somewhere in her smile she knows
That I don’t need no other lover
Something in her style that shows me

Don’t want to leave her now
You know I believe her now

You’re asking me will my love grow
I don’t know, I don’t know
You stick around now it may show
I don’t know, I don’t know

Something in the way she knows
And all I have to do is think of her
Something in the things she shows me

Don’t want to leave her now
You know I believe her now